lunes, mayo 26

Trabajando la piedra.

(Pour ceux qui ne parlent pas l’espagnol, les photos sont un peu plus en bas, juste après tout le brique de texte..., mais si vous voulez lire... bon courage !)

No tengo ni idea del origen de esta obsesión mía por las gárgolas, quimeras y otras decoraciones de la arquitectura gótica pero me quedo medio tonto (que con el otro medio que ya viene por defecto, hace un tonto entero...) cada vez que me encuentro con una iglesia, catedral o palacio cargado de estas obras.

Ahora además voy bien preparado, gracias a mi nueva cámara de fotos, y su pedazo de zoom, soy la desesperación de quien va conmigo de turismo por estos templos del mundo... soy capaz de tirarme una buena media hora dándole vueltas a una iglesia hasta haber fotografiado todas sus protuberancias, realmente desquiciante, lo reconozco, y aún más viviendo en Francia donde la mayoría de la arquitectura religiosa procede del gótico, y del más recargado encima. Pero bueno que me lo consienten así que no me quejo, y si no que no me hubieran regalado la cámara leñe... Pero bueno que le voy cogiendo el tranquillo y me doy bastante prisa.

Pero de todas formas el día que más disfruté fue hace poco cuando subí a las torres de Notre Dame de Paris... Anda que no hay, y anda que no son bonitas ni nada. Además es un gustazo eso de tenerlas al alcance de la mano. Que utilizar el zoom está muy bien, aunque solicita un tener un pulso impresionante (o un buen estabilizador óptico...), pero poder hacer las fotos al detalle no tiene precio.
Claro que antes de seguir toca hacer aclaración y cursito básico de arquitectura medieval y ya puestos un pelín de historia. Una Gárgola es el bichejo que sobresale de un edificio con la finalidad de verter aguas a la calle, además su nombre procede del francés gargouille, que a su vez viene de verbo gargouiller que viene a traducirse algo así como “hacer gárgaras”. Por el contrario la mayoría de figuras que se ven en la Catedral de Paris, y en tantas otras, no tienen esta finalidad por lo que no son realmente Gárgolas, en este caso se trata de Quimeras, y son simplemente figuras que representan animales mitológicos, personajes grotescos, diablillos y demás y que han sido colocados con motivo decorativo y/o supersticioso. En el caso de Notre Dame de Paris se las debemos a Viollet-le-Duc, y no datan del medioevo sino de mediados del siglo XIX cuando se restauró dicha catedral, al menos la gran mayoría de ellas.

De todas formas volvamos a la fotografía y dejémonos de detalles históricos del todo a 100. El día que subí a la galería de las Quimeras, no pude contenerme y me salieron fácilmente más de cien fotos de bicharracos haciendo muecas, en serio. Así que nada, en vez de ponerlas por aquí una por una o subirlas con más razón al FOTOLOG, he optado por hacer una bonita presentación de esas con musiquilla para irlas disfrutando, no están todas las que son pero son todas las que están, puede que se haga un poco largo, y eso que he conseguido reducir el número de fotos a la mitad, pero merece la pena. ¡Y no digo eso por que sea yo quien ha hecho las fotos!

Hale que os guste, darle al Play: